Logo Arquidiocesis

 

 

 

Logo RESAR

     

Obispos

† Mons. Manuel Pérez Gil y González

Monseñor Manuel Pérez-Gil González nació en Morelia, Michoacán, el 14 de enero de 1920. Sus padres fueron señor Francisco Pérez-Gil Ortiz y la señora Carmen González Sitt, quienes fundaron una familia fiel a la Iglesia y a México.

Realizó los estudios primarios en Morelia, en el Instituto Cristóbal Colón y en el Colegio Salesiano.

Hacia 1931 ingresó en el Seminario de Morelia, donde cursó estudios de Humanidades. Se distinguió por su aplicación y aprovechamiento.

Fue enviado a cursar los estudios de Filosofía y Teología al Seminario de Montezuma, en Nuevo México, donde fue muy estimado por su calidad humana y espiritual.

Recibió la ordenación sacerdotal el 10 de abril de 1943 en la Catedral de Morelia. Realizó su trabajo sacerdotal en el Seminario de Morelia, donde primero fue director espiritual del Seminario Menor, y posteriormente, del Seminario Mayor. Fue profesor de Latín, Español, Religión, Historia Universal y Teología Espiritual.

El 26 de julio de 1966 fue preconizado Primer Obispo de Mexicali, Baja California. Se consagró en esa ciudad el 18 de octubre de 1966.

Inició los trabajos pastorales en Mexicali, como Obispo Fundador. Durante 18 años laboró organizando, fructuosamente, esa nueva Iglesia particular. Al mismo tiempo, se caracterizó por su energía y su espíritu de Pastor incansable, lo que impulsó un gran desarrollo de la Iglesia naciente. Durante su obispado se fundó el Seminario de la Diócesis, así como todos los demás elementos necesarios para el desenvolvimiento diocesano.

Monseñor Pérez-Gil promovió una adecuada relación de servicios pastorales con los obispos de los Estados Unidos, en particular de diócesis próximas a Mexicali. Se creó así el Encuentro Permanente de los Obispos de Alta y Baja California, que aún perdura y se ha extendido a Sonora y Arizona.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) le encomendó diversos cargos: la Comisión de Turismo y Migraciones; después, la Presidencia de la Comisión Episcopal de Educación y Cultura; y más adelante, la Presidencia de la Comisión Episcopal de Liturgia, Música y Arte Sacro, durante seis años. Finalmente, fungió como secretario general de la CEM durante dos periodos consecutivos, hasta noviembre de 1992.

Fue miembro del Departamento de Evangelización y Catequesis y del Departamento de Liturgia del Consejo Episcopal Latinoamericano, en Medellín, Colombia (1968), y más tarde a la II Conferencia General, en Puebla (1979).

Participó en los Sínodos de Evangelización y Catequesis, y de la Reconciliación, así como en Reuniones Internacionales, en Roma, sobre Migraciones y Turismo, y Liturgia.

En abril de 1984fue trasladado a la Diócesis de Tlalnepantla. Tomó posesión el 2 de junio de ese año.

Con peculiar entusiasmo y dinamismo desarrolló sus obras en la Diócesis de Tlalnepantla. Durante el tiempo que Monseñor Pérez-Gil estuvo en esta Diócesis, se reestructuraron las zonas de Pastoral, así como los decanatos. Entre las necesidades más apremiantes a las que dio respuesta se encontraron: el establecimiento de la sede propia del Seminario Menor de Tlalnepantla; la formación de los docentes del Seminario; y la formación permanente del clero.

El 27 de junio de 1989 Su Santidad Juan Pablo II erigió la nueva Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla y distinguió a su III Obispo con la dignidad de Metropolitano. Personalmente el Sumo Pontífice impulso el nuevo Arzobispo el Palio en la Basílica de San Pedro el 29 de junio. Pérez Gil tomó posesión como su Primer Arzobispo.

Falleció en Tlalnepantla el 14 de febrero de 1996.