TEXTOS DEL MAGISTERIO MÚSICA LITÚRGICA

 

Textos del Magisterio sobre la Música Litúrgica


Los siguientes textos son fundamentales en el tema de la Música Litúrgica, ya que pertenecen al Magisterio.

EN EL CONCILIO VATICANO SEGUNDO. CONSTITUCIÓN SOBRE LA SAGRADA LITURGIA: “SACROSANCTUM CONCILIUM”:

"La Música Sacra será tanto más Santa, cuanto más íntimamente esté unida a la Oración o fomentando la Unanimidad, ya sea enriqueciendo de mayor Solemnidad los Ritos Sagrados" (S.C. 112).

"El Canto Sagrado, unido a las palabras, constituye una parte necesaria e integral de la Liturgia Solemne" (S.C. 112).

"Procúrese cuidadosamente que, cualquier Acción Sagrada con Canto, toda la Comunidad de los Fieles pueda aportar la participación activa que le corresponde" (S.C. 113 y 114).

 

EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA:

1156. "La tradición musical de la Iglesia universal constituye un tesoro de valor inestimable que sobresale entre las demás expresiones artísticas, principalmente porque el canto sagrado, unido a las palabras, constituye una parte necesaria o integral de la liturgia solemne". La composición y el canto de Salmos inspirados, con frecuencia acompañados de instrumentos musicales, estaban ya estrechamente ligados a las celebraciones litúrgicas de la Antigua Alianza. La Iglesia continúa y desarrolla esta tradición: "Recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y salmodiad en vuestro corazón al Señor". "El que canta ora dos veces".

1157. El canto y la música cumplen su función de signos de una manera tanto más significativa cuanto "más estrechamente estén vinculadas a la acción litúrgica", según tres criterios principales: la belleza expresiva de la oración, la participación unánime de la asamblea en los momentos previstos y el carácter solemne de la celebración. Participan así de la finalidad de las palabras y de las acciones litúrgicas: la gloria de Dios y la santificación de los fieles: ¡Cuánto lloré al oír vuestros himnos y cánticos, fuertemente conmovido por las voces de vuestra Iglesia, que suavemente cantaba! Entraban aquellas voces en mis oídos, y vuestra verdad se derretía en mi corazón, y con esto se inflamaba el afecto de piedad, y corrían las lágrimas, y me iba bien con ellas.

1158. La armonía de los signos (canto, música, palabras y acciones) es tanto más expresiva y fecunda cuanto más se expresa en la riqueza cultural propia del pueblo de Dios que celebra. Por eso "foméntese con empeño el canto religioso popular, de modo que en los ejercicios piadosos y sagrados y en las mismas acciones litúrgicas", conforme a las normas de la Iglesia "resuenen las voces de los fieles".

Pero "los textos destinados al canto sagrado deben estar de acuerdo con la doctrina católica; más aún, deben tomase principalmente de la Sagrada Escritura y de las fuentes litúrgicas".

Te invitamos al Diplomado en Música Litúrgica

www.musicasacratlalnepantla.org

 

Pbro. Juan Manuel Vengas Medina

Dimensión de Música Sagrada