Logo Arquidiocesis

 

 

 

Logo RESAR

     

Noticias Parroquiales - Cristo Vive

LA ARQUIDIÓCESIS DE TLALNEPANTLA ANTE LA CONTINGENCIA

marzo 25, 2020

El pasado 18 de marzo de 2020 la Arquidiócesis de Tlalnepantla emitió un comunicado sobre la contingencia viral que están atravesando México y muchos países. En este comunicado, en el marco de la Fase 1 de contingencia, el pastor de la iglesia de Tlalnepantla, Mons. José Antonio Fernández Hurtado, destacó que «La celebración de la Eucaristía es la fuente, el centro y el culmen de toda la vida cristiana porque, en ella, se contiene Cristo en persona, y se significa y realiza la salvación (cf. LG 11; IGMR 16) y, por ello, se recomienda a los fieles participar digna, atenta y devotamente en la celebración del Sacrifico augustísimo, recibirlo con devoción y darle culto con suma adoración (cf. c. 898)».
En un primer momento, Mons. José Antonio invitó a todos los fieles a participar de la Eucaristía atendiendo todas las indicaciones que se dieron para esta primera fase de contingencia, e invitó al clero a permanecer cercano a los fieles, que en este momento de tribulación buscar la ayuda y el consuelo de la Iglesia, dejando los templos abiertos en los horarios acostumbrados. También pidió a los fieles con enfermedades o situación vulnerable no recibir la comunión y dispensó del precepto dominical a aquellos que en conciencia decidieran abstenerse de participar en la celebración eucarística. Comunicó la suspensión de la catequqesis escolarizada, retiros, charlas, encuentros y celebraciones masivas, hasta que pase la contingencia. Finalmente pidió la intercesión de la Virgen de los Remedios, «que nos ha acompañado durante 500 años y ha remediado nuestras necesidades», para que «afrontemos esta pandemia y podamos apoyarnos para continuar colaborando en la construcción del Reino de su Hijo presente en medio de nosotros».
El 24 de marzo de 2020 la Secretaría de Salud declaró el inicio de la Fase 2 de Coronavirus en México, con 367 casos confirmados de COVID-19. La Arquidiócesis de Tlalnepantla emitió un segundo comunicado con nuevas disposiciones ante este momento de tribulación. El pastor de Tlalnepantla declaró que «es preciso que permanezcamos muy cercanos a nuestros fieles, para acompañarlos, sostenerlos, y fortalecer su fe» y agradeció a los sacerdotes de esta Iglesia Particular por el buen signo que expresaron ante el primer comunicado y por sensibilidad de acompañar a los fieles en su deseo de acercarse más a Dios.
 
Entre otras disposiciones, las celebraciones de la Eucaristía ahora son celebradas sin la presencia de fieles, mientras dure la contingencia, ofreciéndolas por las necesidades e intenciones de las familias de sus comunidades parroquiales. Los templos permaneces abiertos «para facilitar a los fieles orar ante Jesús Sacramentado evitando grupos numerosos siguiendo los cuidados sanitarios que se han dado». Las celebraciones de Semana Santa serán celebradas en privado, omitiendo el lavatorio de pies y la procesión al final de la misa el jueves santo y omitiendo también el fuego y la procesión con el Cirio en la Vigilia Pascual. Además se pospondrá la Misa Crismal hasta que pase la contingencia. Finalmente pidió estar atentos a las indicaciones que se den conforme a las circunstancias que se presenten.
Ante todas estas disposiciones, muchos pueden preguntarse: ¿qué será de la Iglesia? Sin duda que será para todos una Semana Santa y una Pascua muy diferente, como también ha sido una Cuaresma distinta para la Iglesia y para el mundo. En este tiempo difícil no se debe perder de vista la misericordia de Dios, el plan que tiene para cada persona. La contingencia se convierte en una oportunidad para un encuentro íntimo y verdadero con Dios; es una oportunidad para convertir las familias en una auténtica Iglesia doméstica. Así, Cristo, que murió por los pecados de la humanidad, tiene la intención de encontrarse contigo verdaderamente vivo y resucitado. Que ninguno pierda de vista la Pascua, donde el Señor se mostrará glorioso y vencedor del pecado y de la muerte.