Logo Arquidiocesis

 

 

 

Logo RESAR

     

Noticias Parroquiales - Cristo Vive

OCTUBRE, MES DEL ROSARIO

octubre 01, 2018

Octubre, mes del Rosario
Por: Comunicaciones Zona 1
 

El día 7 de octubre celebramos a Nuestra Señora del Rosario y la Iglesia ha decidido dedicar todo el mes para honrar a María con el rezo del Santo Rosario.
 
El rosario, también llamado “el salterio de la Virgen”, consiste en el rezo de 150 Ave- Marías (mismo número de los salmos de David) acompañados de algunas oraciones, las Letanías y la meditación de los Sagrados Misterios.
 
Este año, pese a la persecución que ha vivido la Iglesia en los últimos meses, el Papa Francisco ha invitado mundialmente a todos los fieles a rezar el Rosario todos los díasdel mes mariano de octubre. Se trata de un acto de comunión y penitencia para que el pueblo de Dios pida a la Madre de Dios y a San Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia del ataque del diablo, que “siempre busca separarnos de Dios y entre nosotros”. La Red Mundial de Oración del Papa se encargó de difundir por todo el mundo el llamado a todos los fieles, invitándolos a concluir de rezar el Rosario haciendo la oración ‘Sub Tuum Praesidium’ y a proseguir con una antigua invocación a San Miguel Arcángel, para que proteja y ayude a todos en la ayuda contra el mal.
 
¿Por qué el Santo Padre pide el rezo de estas oraciones? Esta petición llega tras estos últimos meses donde la Iglesia vive situaciones difíciles, que vienen con muchísima fuerza de parte del demonio para destruir el plan de Dios, entre ellas abusos sexuales, abusos de poder y de conciencia de parte de clérigos, personas consagradas y también laicos; causando divisiones internas. Y ciertamente, muchos católicos piensan que es un momento difícil de confusión donde se escuchan cosas que pueden sorprender, incluso horrorizar.
 
Unidos como Arquidiócesis de Tlalnepantla y, más aún, como Iglesia Universal, atendamos al llamado que nos hace el Papa a ser una sola Iglesia. Confiémonos a la protección maternal de la Virgen, bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario, y a la intercesión de San Miguel Arcángel, que nos defienda de las tentaciones del maligno. Ahora más que nunca necesitamos orar unos por otros, sabiendo que nuestros semejantes también atraviesan momentos difíciles y que es momento de ser Iglesia todos juntos.
 
Sub Tuum Praesidium: “Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita!”.
 
Oración a San Miguel Arcángel: “San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amen”.