Logo Arquidiocesis

 

 

 

Logo RESAR

     

Noticias Parroquiales - Cristo Vive

JMJ PANAMÁ 2019

enero 26, 2019

JMJ PANAMÁ 2019
Por: Pastoral de la comunicación

 
“La JMJ es para los valientes, no para jóvenes que sólo buscan comodidad y que retroceden ante las dificultades. ¿Aceptan el desafío?” Papa Francisco, 2018.

La Jornada Mundial de la Juventud 2019 dio inicio el martes 22 de enero con la ceremonia de apertura en el Campo Santa María la Antigua, Panamá, presidida por Mons. José Domingo Ulloa, Arzobispo de Panamá, donde participaron cerca de 75 mil personas provenidas de varias partes del país y del extranjero. En la primera diócesis de tierra firme, desde donde “se irradió el evangelio al resto del continente americano”, la imagen de Santa María la Antigua, Patrona de Panamá, y el pueblo panameño recibieron a jóvenes de todo el mundo con gran alegría y esperanza. El Arzobispo alentó a los jóvenes a no tener miedo, sino “tengan el coraje de ser santos en el mundo de hoy, con esto no renuncian a su juventud o su alegría; todo lo contrario, mostrarán al mundo que es posible ser felices con tan poco, porque Jesucristo, la razón de nuestra felicidad, ya nos ganó la vida eterna con su Resurrección”, aseguró.
 
En un ambiente de total de entusiasmo, entre cantos, baile y alabanzas a Dios y a la Virgen, la juventud llegada desde los cinco continentes expresaba la alegría del Evangelio al mundo entero. La vigilia del sábado por la noche fue fundamental para entrar en oración y reflexión, esperando las palabras del Papa Francisco y la Misa de clausura, que alentaron a los jóvenes a perseverar en la Palabra, a ser pacientes y a vivir su realidad de juventud: “Estamos en camino, sigan caminando, sigan viviendo la fe y compartan la fe. No se olviden que no son el mañana, no son el “mientras tanto” sino el ahora de Dios”.
 
“Porque ustedes, queridos jóvenes, no son el futuro. Nos gusta decir que son el futuro, no. Son el presente, ustedes jóvenes son el ahora de Dios. Él los convoca y los llama en sus comunidades, los llama en sus ciudades para ir en búsqueda de sus abuelos, de sus mayores; a ponerse de pie y junto a ellos tomar la palabra y poner en acto el sueño con el que el Señor los soñó”, expresó el Santo Padre.
 
En el saludo del Santo Padre al final de la Misa, agradeció por la posibilidad de haber compartido esos días con la juventud en la JMJ. Agradeció también la presencia de las autoridades civiles y políticas y a los obispos cercanos, que hicieron posible que tantos jóvenes estuvieran presentes. A los jóvenes dedicó un grande «gracias», porque “su fe y su alegría hicieron vibrar a Panamá, a América y al mundo entero”. Finalmente, pidió que no se dejaran enfriar por lo vivido en esos días.
 
Así, la juventud del mundo espera ya ansiosamente la próxima JMJ, que se celebrará en Lisboa, Portugal, en el 2022, siguiendo la invitación hecha por San Juan Pablo II en 1986: “A todos los jóvenes y las jóvenes del mundo, invito a celebrar con intensidad y esperanza la Jornada Mundial de la Juventud”.