Logo Arquidiocesis

 

 

 

Logo RESAR

     

Noticias

DEBEMOS IDENTIFICARNOS COMO DISCÍPULOS EN BUSCA DEL SEGUIMIENTO DEL SEÑOR, PARA APRENDER DE ÉL Y SER COMO ÉL

septiembre 25, 2019

Debemos identificarnos como discípulos en busca del seguimiento del Señor, para aprender de Él y ser como Él

 

El pasado 25 de Septiembre tuvimos el honor de recibir en las instalaciones de la etapa de Discipulado del Seminario de Tlalnepantla "Nuestra Señora de los Remedios", al Excmo. Sr. Don José Antonio Fernández Hurtado, nuestro Arzobispo. 

El Excmo. Sr. José Antonio arribó a los Remedios alrededor de las 17:15 horas junto con el Rector del Seminario, siendo recibido por los seminaristas y padres de la etapa, después de la recepción nos dirigimos al Aula Magna, donde se tuvo un diálogo con los seminaristas. 

Primeramente el Sr. José Antonio les pidió presentarse a cada uno, retomando su lugar de procedencia, en qué parte de la etapa se encuentran y un poco de su historia vocacional; seguido a esto les platicó también un poco sobre su vocación y su experiencia en el ministerio; agradeció el trabajo de los formadores, recordando su propia experiencia, para después llegar a un momento de preguntas, tanto de él para los seminaristas, como de ellos a él. 

Entre el diálogo se llevaron temas sobre la fraternidad, las dificultades que tienen para la vivencia comunitaria, el cambio de época que vivimos y cómo afrontar las crisis en la formación. 

Después del diálogo nos dispusimos para que Don José Antonio conociera la casa, cómo está distribuida y los cuartos de los muchachos, de los padres formadores y eméritos , las salas de estudio, los salones y sala de T.V. 

A continuación tuvimos la Celebración Eucarística, donde Don José Antonio nos invitó a recordar que es Dios quien llama y a quien debemos responder, sentir que la casa es nuestra y debemos identificarnos como discípulos en busca del seguimiento del Señor, para aprender de Él y ser como Él. 

Acabada la Eucaristía, pasamos a la cena en el comedor del Seminario, donde compartimos los alimentos con Don José Antonio, quien agradeció el trabajo de las cocineras y compartió con los jóvenes de la casa la alegría de poder haberse reunido en ese día con ellos, cerrando con unas canciones acompañadas de un Mariachi.