Logo Arquidiocesis

 

 

 

Logo RESAR

     

Noticias

FRATELLI TUTTI, UNA PEDAGOGÍA REVOLUCIONARIA

octubre 06, 2020

Fratelli tutti, una pedagogía revolucionaria

 

 Por: Dra. Norma Peschard

 

Recomiendo vivamente a todos la lectura de esta Encíclica “Todos Hermanos”. Aporta un rico contenido y propuestas concretas especialmente para la misión de los educadores.

Con el título Fratelli tutti el Papa Francisco presenta el contenido que revoluciona los modelos pedagógicos modernos para ofrecer una nueva pedagogía centrada en la fraternidad y en la apertura a todos. Su lectura llena de esperanza a todos aquellos que hemos recibido la preciosa vocación de educar.

En medio de un contexto mundial sombrío en donde crece la violencia, el descarte y la desconfianza, es imperante un cambio educativo que sea integral e inclusivo en el que prevalezca la unidad sobre el conflicto.

Estamos llamados a vivir y a educar a cada niño en el reconocimiento de que Dios «ha creado todos los seres humanos iguales en los derechos, en los deberes y en la dignidad, y los ha llamado a convivir como hermanos entre ellos». FT 5

“¡Qué importante es soñar juntos! […]. Los sueños se construyen juntos” FT 8. Eduquemos en la memoria de nuestra historia personal, nacional y mundial, como verdadera Maestra de vida.

La propuesta educativa que nos presenta es una invitación a educar en la esperanza, en la confianza, en la capacidad de cuidar al mundo que nos rodea, en la valoración de los ancianos. No vamos solos, caminemos juntos para educar en la cultura del encuentro, educar para la paz, en la escucha, en la diversidad, en la amabilidad, en la gratitud, en la verdad, en la amistad y en el perdón. Todo ser humano, por el hecho de serlo, goza de los derechos universales, por ello, nos invita a educar en la equidad, en la valentía, en la solidaridad.

El Papa Francisco propone algunos pasajes bíblicos como el del Buen Samaritano, para invitarnos al compromiso por una verdadera transformación educativa y cultural en la que cada uno tenga su lugar y donde haya lugar para todos.

Después de leer, estudiar y orar este nuevo documento, la vivencia de la “pedagogía de la fraternidad y de la apertura al otro”, contribuirá a establecer una sociedad más solidaria que promueva un sentido trascendente a la vida de todos.

Educar desde las edades más tempranas al diálogo y apertura al otro, mirándole y valorándole como hermano, es un sueño que no se quedará en palabras y nos introducirá en un dinamismo de una auténtica “ciudadanía” entre todos y con la casa común que Dios nos ha regalado a esta gran familia humana.