Logo Arquidiocesis

 

 

 

Logo RESAR

     

Noticias

IMPOSICIÓN DEL PALIO ARZOBISPAL A MONS. JOSÉ ANTONIO FERNÁNDEZ, ARZOBISPO DE TLALNEPANTLA

octubre 04, 2019

Imposición del Palio Arzobispal a Mons. José Antonio Fernández, Arzobispo de Tlalnepantla

“Les pido su oración para que seamos auténticos y valientes anunciadores del Evangelio en nuestro mundo actual”

Tlalnepantla de Corpus Christi a 4 de octubre de 2019.- Mons. Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México, impuso el Palio Arzobispal a Mons. José Antonio Fernández Hurtado en la Catedral Metropolitana de Tlalnepantla.

Tras haber recibido de manos del Papa Francisco el Palio Arzobispal en la Ciudad del Vaticano, el pasado 29 de junio, se llevó a cabo, en la fiesta de San Francisco de Asís, la celebración eucarística en la que el Nuncio Apostólico impuso el Palio Arzobispal, que es una prenda litúrgica que se confecciona con lana y es bendecido por el Papa y entregado a los Arzobispos para expresar y manifestar la comunión con el Papa y con los obispos que conforman la Provincia Eclesiástica. Significa la oveja que el Buen Pastor carga sobre sus hombros.

El Nuncio Apostólico dijo en la homilía que la imposición del Palio “es un gesto que se hace con el Sr. Arzobispo pero que tiene que ser un símbolo para todos los demás; no sólo es él el que tiene que tener olor a oveja sino cada Obispo, cada sacerdote, ya que es es un símbolo, es un modelo para cada uno de nosotros”.

Al finalizar la misa Mons. José Antonio Fernández Hurtado agradeció la asistencia de los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla, a los presbíteros que lo acompañaron, a los institutos de vida religiosa, a los laicos agentes de pastoral de las parroquias de esta Iglesia particular, a las autoridades civiles y empresarios presentes en esta celebración y pidió “su oración para que sea un buen pastor que entregue la vida por mis ovejas; que sea un Pastor cercano y diligente en esta querida Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla.  Les pido su oración por el Papa Francisco, por todos los obispos y sacerdotes para que seamos auténticos y valientes anunciadores del Evangelio en nuestro mundo actual”. 

A partir del 29 de junio de 2015 el Santo Padre designó que la imposición del Palio se efectuara en la Iglesia particular de los nuevos Arzobispos para evidenciar con más fuerza la relación de los arzobispos metropolitanos con su Iglesia local y dar también a más fieles la posibilidad de estar presentes en este rito tan significativo para ellos.