Logo Arquidiocesis

 

 

 

Logo RESAR

     

S.S. Francisco

martes, 22 de septiembre del 2015

ORACIÓN A LA SANTA FAMILIA DE NAZARETH Y PALABRAS FINALES EN EL ENCUENTRO CON LAS FAMILIAS EN LA CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN, EN SANTIAGO DE CUBA

Imagen de la Nota

ORACIÓN A LA SANTA FAMILIA DE NAZARETH Y PALABRAS FINALES EN EL ENCUENTRO CON LAS FAMILIAS EN LA CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN, EN SANTIAGO DE CUBA

Martes 22 de setiembre de 2015

Oración a la Santa Familia de Nazareth

En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo. La Paz esté con ustedes Todos: Y con tu espíritu.
Jesús María y José a ustedes, Santa Familia de Nazareth, hoy les dirigimos la mirada con admiración y confianza.
En ustedes contemplamos la belleza de la comunión en el verdadero amor.
A ustedes les encomendamos todas nuestras familias, para que se renueven en ellas las maravillas de la gracia.
Santa Familia de Nazareth, escuela atrayente del Santo Evangelio, enséñanos a imitar tus virtudes con una sabia disciplina espiritual.
Dónanos la mirada límpida en la que se reconoce la obra de la providencia en las realidades cotidianas de la vida.
Santa Familia de Nazareth, custodios fieles del misterio de la salvación, hagan renacer en nosotros la estima por el silencio.
Vuelve a nuestras familias cenáculos de oración y transfórmalas en pequeñas iglesias domésticas.
Renueva el deseo de la santidad. Apoya la noble fatiga del trabajo, de la educación, de la escucha, de la comprensión recíproca y del perdón.
Santa Familia de Nazareth devuelve a nuestra sociedad la conciencia del carácter sagrado e inviolable de la familia, bien inestimable, insustituible.
Que cada familia sea habitación acogedora de bondad y de paz, para los niños y para los ancianos, para quien está enfermo y solo, para quien es pobre y necesitado.

Jesús, María y José, les rezamos con confianza y nos ponemos con alegría bajo vuestra protección.

Palabras finales a fieles congregados fuera de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Les saludo, les agradezco toda la acogida la calidez de estos días. Gracias, realmente son amables, bondadosos y hacen sentir a uno como en casa, muchas gracias
Y quiero decir una palabra de esperanza, una palabra de esperanza. Quizás nos haga girar la cabeza hacia atrás y hacia adelante. Mirando hacia atrás memoria. Memoria de aquellos que nos fueron trayendo la vida y en especial memoria a los abuelos. Un gran saludo a los abuelos, no descuidemos a los abuelos. Los abuelos son nuestra memoria viva. Y mirando hacia adelante los niños y los jóvenes que son la fuerza de un pueblo, un pueblo que cuida a sus abuelos y que cuida a sus chicos y a sus jóvenes tiene el triunfo asegurado. Que Dios los bendiga! Y permítanme que les dé la bendición con una condición, van a tener que pagar algo. Les pido que recen por mí, esa es la condición. Que los bendiga Dios Todopoderoso, el Padre, y el Hijo y el Espíritu Santo. Adiós y gracias